Tatuajes en la vida marítima: barco a toda vela

Tatuajes en la vida marítima: barco a toda vela 1

Uno de los tatuajes más reconocibles dentro del marco de los diseños marineros es aquel que cuenta con un barco a toda vela con la frase camino a casa (homewacrd bound, en inglés).

Se trata de un tatuaje completamente relacionado con los marineros ya que hablamos de un tatuaje de velero con todas sus velas desplegadas al viento, con su quilla rompiendo las olas, y nubes y aves marinas en el cielo.

La mayoría de barcos representados en este tipo de tatuajes pertenecen a una categoría de veleros denominada clipper. Estos tatuajes frecuentemente eran de gran tamaño y los marineros los mostraban orgullosos en su pecho o espalda, con versiones más reducidas en sus brazos u hombros.

Cuando el diseño del barco a toda vela se hacía en el pecho o la espalda, el motivo central muchas veces estaba enmarcado con una soga, y debajo el barco aparecía un pergamino con la frase homeward bound; ocasionalmente estas palabras podían aparecer en la parte superior del diseño. Este tatuaje intenta transmitir el orgullo por un modo de vida (vida marítima), pero también actúa como una especie de amuleto para asegurar que el marinero regresará sano y salvo a su hogar.

Existe una especie de código del tatuaje entre los marinos: un barco a toda vela significa que el marino ha rodeado el Cabo de Hornos, uno de los más inhóspitos, peligrosos y temidos estrechos marinos del mundo, pero un punto necesario para circunnavegar el globo en las rutas comerciales. Este sitio se ubica en el extremo inferior del continente sudamericano, y durante mucho tiempo fue una de las etapas críticas en la ruta de los barcos veleros.

Las aguas alrededor del Cabo son especialmente peligrosas, por motivo de los fuertes vientos, grandes olas, fuertes corrientes (es un punto donde se encuentran las aguas del océano Atlántico y Pacífico), y la presencia en muchas ocasiones de icebergs provenientes del Antártico. Estos peligros lo han convertido en un cementerio de marinos, y un lugar que se ha ganado una fama legendaria en la cultura marinera, apareciendo en multitud de historias y canciones.

Algunas veces las tempestades allí eran tan fuertes y violentas que la travesía era literalmente imposible y los barcos tenían que desistir y retroceder para esperar a que las condiciones mejorasen antes de volver a intentar rodear el Cabo.

Rodear el cabo o rodear el cuerno eran sinónimos de habilidad marinera y querían decir que un marino y su barco habían sobrevivido a la peligrosa travesía, y por lo general, luego de esta etapa crítica navegaban rumbo a casa.

Una variante más macabra de los tatuajes con barcos a toda vela y frases como rumbo a casa, fueron los tatuajes que mostraban la tumba del marino. Estos diseños solían mostrar un barco hundiéndose entre las olas, con su quilla destrozada por rocas o un arrecife. Como los tatuajes de calaveras, o demonios, estos tatuajes se hacían en realidad a modo de talismán de protección, con el propósito de alejar la desgracia que representaban (el naufragio y la muerte en el mar). Y una especie de recordatorio de que el mar puede ser muchas veces despiadado.

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciana Borgarello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios