Tatuajes de tortugas: un poco de historia (parte I)

Tatuajes de tortugas: un poco de historia (parte I) 1

Las culturas orientales siempre han visto a las tortugas como un represente de la sabiduría y de la paciencia. La fábula la liebre y la tortuga es un triunfo de la voluntad de la tortuga frente a la velocidad de la liebre. La tortuga es considerada un poderoso símbolo de protección, curación, y sabiduría interior dada su habilidad de esconderse dentro de su caparazón para escapar del peligro. Por ello son muchas las personas que se identifiquen con el espíritu de la tortuga y decidan hacerse un tatuaje representativo.

La palabra española tortuga proviene de latín tardío tartaruchus, que significa demonio, y del griego tardío tartarouchos, habitante del Tártaro o infierno, debido a que los orientales y los antiguos cristianos creían que este animal, que habita en el cieno, personificaba el mal.

El inglés tiene dos palabras distintas para la palabra española tortuga. Una, Tortoise, define a las tortugas que pasan la mayor parte de su vida en la tierra, y que frecuentemente no se aventuran en grandes masas de agua (como podrían ser los galápagos). El otro término, turtle, define más específicamente a lo que podríamos denominar tortugas marinas o tortugas acuáticas, es decir, aquellos animales que se hallan tan cómodos en tierra como en agua.

Las tortugas aparecieron en la tierra hace muchísimo tiempo (unos 250 millones de años), por lo que la tortuga suele relacionarse, por lo general, con el simbolismo de la creación. Los pueblos indígenas se referían al continente norteamericanos como la Isla tortuga. De acuerdo con la leyenda, Norteamérica se creó sobre el caparazón de una tortuga. En la India existe un mito semejante, en el que una tortuga sostiene a un elefante que a su vez sostiene la tierra.

En la cultura China, se le atribuyen a la tortuga: fuerza, resistencia, lentitud, fecundidad, y longevidad. Su imagen apareció como emblema de protección en tiempos de guerra. Para los japoneses, la tortuga marina es un símbolo de Kumpira (dios de los marineros). Por su parte, en África, además de ser un símbolo masculino y de fertilidad, la tortuga es también un animal doméstico y un símbolo de protección. En la antigua Grecia, la tortuga era uno de los emblemas de Afrodita (diosa del amor) y estaba asociado con el aspecto femenino del agua.

La legendaria estabilidad y resistencia de la tortuga le otorgaron un lugar destacado en las representaciones artísticas de diversas culturas antiguas.

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciana Borgarello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios