Tatuajes de rosario: un diseño de gran versatilidad y profundo significado

Tatuajes de rosario: un diseño de gran versatilidad y profundo significado 1

El rosario (rosarium: corona de rosas), es un relevante objeto devocional en la Iglesia Católica Romana. Su nombre define tanto al objeto como a la oración que tradicionalmente se reza utilizándolo.

En el rezo se conmemoran los quince misterios primordiales de la vida de Jesucristo y de la Virgen, recitando luego de cada uno un padrenuestro, diez avemarías y un gloria (las cuentas del rosario sirven para llevar la cuenta), cada grupo de diez oraciones se denomina una década.

Esta oración tiene un gran trasfondo meditativo, debido a que la cadencia repetitiva de secuencias de oraciones simples, ayuda a entrar en un estado de profunda meditación.

Varios grupos budistas usan rosarios con cuentas que son muy semejantes al rosario cristiano, y sirven a la misma función básica, llevar la cuenta de las oraciones; esta variante suele denominarse rosario budista. Este rosario tiene ciento ocho cuentas que representan las ciento ocho pasiones o los ciento ocho conocimientos y se usa alrededor del cuello o enrollado con tres vueltas alrededor de la muñeca. A diferencia del rosario católico, tiene una cuenta grande para seguir a cinco más con un extremo de una cruz y siempre se usa en el cuello. En el extremo de la mala budista, como suele llamarse, tenemos una especie de borla.

Los tatuajes de rosarios son unos de los tatuajes religiosos más utilizados.

Como dijimos, se trata de una devoción importante en la religión Católica, combinando el rezo y la meditación. El creyente reza y conmemora los veinte misterios de la Virgen María y Jesucristo y usa este collar para guiar este proceso.

En muchas ocasiones, los rosarios se emplean como regalos y se llevan guindados en el cuello como símbolos de protección debido a su asociación con la cruz de la crucifixión de Cristo.

En el mundo de los tatuajes, los rosarios son sumamente versátiles, especialmente para rodear cualquier parte del cuerpo, así como lo son las enredaderas.

Se acostumbra mucho que se tatúen unas manos abiertas, recibiendo, con el rosario alrededor, como la imagen primordial.

Con respecto a los colores, se suelen usar el blanco y el negro porque dan un efecto más esotérico que queda muy bien.

Las cruces religiosas pueden estar representadas de diferentes formas, colores y sombras; a veces, con un nombre agregado. Por lo general llaman mayor atención estando acompañada del rosario.

Otra forma común de tatuarse rosarios es con rosas o flores. Además que le añade femeneidad al tatuaje, permite jugar con el color.

El sitio donde se acostumbra más a tatuar los rosarios es rodeando el tobillo y llegando hasta el pie, precisamente porque puede hacerse una imitación de cómo se vería un rosario de verdad puesto, pero permanentemente. Nos parece una muy buena idea dado que tatuarse esta zona corporal es fácil de esconder si es necesario, pero también fácil de mostrar. Tanto las mujeres como los hombres pueden usarlo sin ningún problema.

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciana Borgarello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios