Tatuajes de paraguas: una protección especial

Tatuajes de paraguas: una protección especial 1

El paraguas constituye una interesante opción a la hora de realizarse un tatuaje.

Desde lo básico, un paraguas es un representante de la protección momentánea o de la protección durante un breve tiempo. El origen de la palabra paraguas en español es protección frente al agua (la lluvia), en inglés se denomina umbrella que quiere decir pequeña sombra; recordemos que el paraguas y la sombrilla son fundamentalmente el mismo objeto con funciones ligeramente distintas, el paraguas nos suele proteger de la lluvia y la sombrilla del sol.

Las organizaciones financieras y las seguradoras han utilizado habitualmente el símbolo del paraguas para transmitir la idea de protección a sus clientes. Las aseguradoras emplean generalmente la analogía de que contratar un seguro es como tener una protección para cuando llueva, o sea, estar preparado para el mal tiempo. Puede que no precises el paraguas en el momento que sales de tu casa, pero seguro apreciarás poseerlo a mano si empieza a llover. Un paraguas es por esto un símbolo de la planificación frente a los imprevistos, ante la llegada de ese día lluvioso por sorpresa.

La fuerza protectora, el escudo del budista, es el Dharma, las enseñanzas de Buda y la fe. Ciertas representaciones de Buda lo muestran protegido por una elaborada sombrilla. La cúpula de la sombrilla simboliza la sabiduría y la tela de seda que pende de ella, la compasión. El noble camino óctuple se halla simbolizado en los parasoles octogonales.

En el Tibet, los líderes religiosos eran honrados con un parasol de seda. Por su parte, los mandatarios seglares eran atendidos con paraguas bordados con motivos de plumas de pavo real. El Dalai Lama corresponde a ambas categorías. El símbolo de mayor status posible es ser protegido por un paraguas o sombrilla, que es sostenido por otra persona.

Frecuentemente, se interpreta en los sueños al paraguas como un símbolo de protección frente al inconsciente, simbolizando la negativa a observar las propias emociones negativas. Se necesita mirar con mayor detenimiento las preocupaciones y miedos, en vez de tratar de ocultarlos debajo del paraguas. Gotas de lluvia cayendo sobre el paraguas pueden estar representando lágrimas y tristeza que no se quieren reconocer.

Para Sigmund Freud, el paraguas cerrado era un símbolo de los genitales masculinos, es decir, un falo. El paraguas abierto podía significar un pene en erección o un concepto femenino (si aparecía vuelto boca abajo, como si fuera una copa), y de los genitales femeninos.

Existen muchas posibles interpretaciones del paragua, si bien la que contará será la razón por la cual decidiste tatuártelo.

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciana Borgarello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios