¿Quieres tatuarte y no sabes en que parte del cuerpo hacerlo?

¿Quieres tatuarte y no sabes en que parte del cuerpo hacerlo? 1

No sólo necesitas saber qué tatuarte sino también dónde hacerlo. Te sugerimos algunas partes del cuerpo con sus ventajas y desventajas para ser tatuados.

  • Cabeza, cara y cuello. Como pro, estos lugares son muy visibles, por lo que podría ser una elección para aquellas personas que les gusta llamar la atención y mostrarse a los demás. Estamos hablando de lugares muy poco discretos para tatuarse. Como contra, por ejemplo en el caso de la cara, estos tatuajes generan mucho dolor en quienes se los hacen, además es casi imposible ocultarlo y en ciertas ocasiones puede que así lo desees. Vale aclarar que es uno de los tatuajes más arriesgados. Si piensas conseguir un trabajo, ten mucho cuidado a la hora de elegir tatuarte y en qué zona lo harías. Hay trabajos en los que no se aceptan personas que estén tatuadas, esto ocurre, sobre todo, en los trabajos más tradicionales. Si quieres una opción más discreta, el lugar ideal es la nuca o detrás de las orejas. La razón de ello es que puedes ocultarlo, por ejemplo, si tienes cabello largo. Desde ya que si te rapas o tienes el pelo demasiado corto, el diseño será visible otra vez.
  • Pecho y senos. Aunque pueda parecer raro, estos lugares son elegidos, tanto por hombres como por mujeres, cada vez más a menudo. Como ventaja, y a diferencia de las zonas mencionadas anteriormente, estas zonas permiten tatuajes de mayor tamaño, lo que facilita también para realizar diseños más complejos y detallados. Como desventaja, por ejemplo en el caso de las mujeres, no hay que olvidar que por la lactancia o por el mismo paso del tiempo, los tatuajes pueden ir modificándose.
  • Abdomen. Como pro podemos considerar que es una zona de gran tamaño, lo que permite diseños de grandes dimensiones, más rebuscados y con más detalles. Otro beneficio es que se pueden ocultar fácilmente. Por otro lado, y como desventaja, la zona de la costilla es muy sensible por lo que los tatuajes realizados allí suelen doler mucho. Además, y lo que no constituye un dato menor, si lo que se pretende es mantener el tatuaje tal como fue llevado a cabo desde el comienzo, deberías intentar conservar tu figura con el correr de los años. De lo contrario, el tatuaje perderá nitidez. Ni hablar del  cambio que sufriría el tatuaje tras el embarazo de la portadora del mismo. Es por ello que a la hora de tomar la decisión con respecto a los tatuajes hay que evaluar una serie de pautas para no caer en el arrepentimiento posteriormente.
  • Piernas y pies. Constituyen zonas muy elegidas para tatuarse. Una de las ventajas que poseen estos lugares es que son aptos tanto para diseños chicos y delicados como para otros de mayor dimensión. Los que opten por el primer tipo de diseño probablemente elijan como zona para tatuarse los tobillos y los pies. Por otro lado, los que prefieran un tatuaje del segundo tipo, preferirán zonas tales como la pantorrilla o el muslo. Un aspecto que puede constituir una desventaja es el hecho de que en el verano estas zonas probablemente queden descubiertas y así el tatuaje será realmente visible para los demás. En el caso en que esto no sea una contra para quien lleva el tatuaje, estas zonas podrían ser una buena elección para tatuarse.
  • Brazos. Los diseños en manos y muñecas si bien suelen ser elegidos por las mujeres para realizarse tatuajes bien delicados y pequeños, no son los más escogidos a nivel general. Esto se debe a que son zonas muy dolorosas para tatuarse. Los codos y las axilas son lugares del cuerpo bastante exóticos en lo que refiere a tatuajes. Estas zonas también son muy dolorosas. Los brazos constituyen una buena opción para diseños alargados y amplios. Los hombres más frecuentemente eligen este lugar para diseñar su cuerpo. Es importante tener en cuenta que de optar por un tatuaje en el brazo, deberás protegerlo del sol, ya que es una de las zonas más expuestas al mismo.
  • Espalda. Es una zona ideal para tatuarse. Esto se debe no sólo a lo que concierne a su tamaño (y que por ello es posible contar con diseños grandes, de múltiples detalles, curvas, sombras, etc.) sino también porque es uno de los lugares menos sensibles y, por ende, menos dolorosos del cuerpo.
  • Nalgas y Genitales. Su pro es que son zonas muy reservadas, por lo que el tatuaje permanecerá como algo íntimo. Su contra es que son lugares muy dolorosos. Además, al no ser planos, son preferentes los tatuajes de tamaño reducido.
Compartir en Google Plus

Acerca de Graciana Borgarello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios