Las partes más sensibles del cuerpo para ser tatuadas

Las partes más sensibles

Aunque se sabe que los tatuajes van a doler dependiendo de la sensibilidad de la persona y la resistencia que esta tiene al dolor, se ha determinado que hay varios puntos clave del cuerpo donde se siente más dolor que el de normal.

De todos estos puntos, el más sensible es el área de los genitales, por obvias razones. Esta zona contiene varios nervios que si son tocados de mala manera pueden producir un dolor inexplicable.

Los ojos y alrededores es otro de los lugares más sensibles y dolorosos para tatuarse, además de ser muy peligroso en caso de tatuarse la pupila, como algunas personas han hecho o cuando se tatúan los parpados.

La cabeza, junto con la zona de los genitales es una de la partes del cuerpo con más nervios expuestos, por lo que no es de extrañar que todas las personas que se han tatuado esa área, incluyendo aquellos acostumbrados a todo tipo de tatuaje, han afirmado sentir un gran dolor. La cabeza además de tener nervios recubiertos por una capa de piel muy fina, es una zona que tiene a los huesos del cráneo expuestos al dolor.

Las costillas es otra de las zonas que entra en la lista de pates sensibles, esto gracias a o delgado que son las capaz de piel que recubren los nervios de la zona.

Compartir en Google Plus

Acerca de Víctor Clemente

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios