El tatuaje más antiguo cumplía una función terapéutica

El tatuaje más antiguo cumplía una función terapéutica 1

Una de las aplicaciones del dibujo que más se usa es el tatuaje. La ornamentación del cuerpo a través de la introducción de pigmentos y escarificaciones siguiendo un patrón estético se ha elevado a la categoría artística en muchas de las culturas en las que se lleva a cabo.

Ya sea para indicar un rango social, para contar un hecho relevante en la vida de una persona, para rememorar y honrar a los antepasados o protegerse con el cuidado de los dioses, los hombres han trabajado sus pieles siguiendo patrones de diseños y utilizando símbolos que en muchas ocasiones podían tener incluso funciones mágicas.

Así lo podemos apreciar todavía en tribus primitivas y, en cierto modo, en las civilizaciones contemporáneas; aunque en muchas ocasiones las personas se tatúan dibujos exclusivamente con una intensión decorativa, estos tatuajes tienen detrás un significado personal.

A Otzi la hallaron excursionistas alemanes, quienes encontraron a esta momia en la frontera de Italia y Austria. Ésta se remontaba a milenios y presentaba una conservación asombrosa. En el cuerpo se podían ver unos signos de color azul, hechos con algún pigmento obtenido del carbón de leña.

Los tatuajes plasmados en Otzi eran líneas paralelas y en cruz. Las tenía en: columna vertebral, zona lumbar, pantorrilla, pies, rodillas y tendón de Aquiles. En estas dos últimas partes corporales,  tenía tatuadas unas cruces.

Precisamente todas las zonas donde esta momia tenía tatuajes, son propensas al desgaste y a las cargas que efectuaban estas sociedades primitivas. El carbón usado para el tatuaje se utiliza hoy día para los dolores artríticos.

En otros términos, el primer tatuaje hallado se remonta a 3300 a.C. Fue descubierto en el cuerpo de una momia, el hombre de hielo, como se le suele llamar. Fue encontrado en los Alpes, congelado. Al descubrir los tatuajes, los científicos creyeron que era simplemente decoraciones estéticas o simbólicas posiblemente relacionadas con su estatus o jerarquía dentro de su tribu, pero posteriormente se descubrió que estas señales se efectuaron con fines curativos, al modo de la acupuntura para paliar los dolores articulares.

Se efectuaban unas incisiones y se introducían hierbas medicinales. A continuación se quemaban, así es como según las reconstrucciones de antropólogos y paleontólogos se considera que pudo empezar el tatuaje.

En algunas civilizaciones o culturas, el tatuaje y medicina han estado asociados. Tras encontrarse momias que mostraban tatuajes, poblaciones que considerábamos primitivas y tribales usaban el tatuaje para curar ciertas enfermedades. Un ejemplo de esto reside en los diseños de amuletos grabados en la piel, que sobre todo se utilizaban para alejar el mal.

Junto a los amuletos se practicaban otros tipos de tatuajes terapéuticos, que contaban (según estas sociedades) con magia. En cierta forma, la ciencia actual demuestra que algo de eficacia y comprensión hay en estos primeros tatuajes de la historia, por la parte del cuerpo donde se practica el tatuaje.

 

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciana Borgarello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios