El sol y la luna: la unión de los opuestos en el diseño astronómico

El sol y la luna: la unión de los opuestos en el diseño astronómico 1

El sol y la luna, antes de hacerse populares en el ámbito del tatuado, han sido símbolos muy importantes en todas las culturas.

Uno de sus significados refiere a una asociación entre el sol y el hombre, y la luna y la mujer. El sol referiría al compendio de la energía masculina, la luz y el calor, mientras que la luna simbolizaría el misterio femenino y la creación. Unidos en un solo diseño, son vistos como una alianza de opuestos que se juntan para crear un todo armónico. Serían los dos opuestos de la naturaleza humana, que es necesaria para llegar al equilibrio y estabilidad.

Gracias al nacimiento diario del sol se da la apertura a un nuevo día, y en presencia de la luna su respectiva finalidad. Por ello también puede ser símbolo del comienzo y el fin de una etapa, un sentimiento o situación.

El sol se aprecia entonces como un ingrediente activo y la luna como uno pasivo. Por ello, la unión de éstos es similar al del yin y el yang, bien y mal. Por otro lado, el sol medio trenzado con la luna representa el amor y el matrimonio.

El sol se asocia también con la fertilidad, quizá por el hecho de que da vida a las plantas y a tantas otras formas de vida.

En muchas culturas antiguas, el sol fue considerado como un ser sobrenatural. Se trata de un símbolo sumamente poderoso. Su culto fue el centro de muchas civilizaciones.

El sol también es símbolo de autoridad, realeza y alta jerarquía. Por esta razón es muy usado por líderes religiosos. Es más, antiguamente, las construcciones religiosas tenían forma circular en honor al sol.

Las personas que se plasman un sol en su piel también pueden querer representar la inmortalidad y la reencarnación, debido a que el sol se oculta y vuelve a aparecer todos los días.

Estos tatuajes son además muy escogidos para aquellas personas que enriquecen con su energía a los demás.

En cuanto al tatuaje, el sol y la luna pueden ser diseñados de muchas formas diferentes. En algunos casos, se utilizan colores brillantes y llamativos; en otros, simples pinceladas negras más o menos sutiles. Además, se pueden combinar con diversos elementos, tales como: estrellas, líneas tribales, flores o símbolos zodiacales.

Los lugares predilectos para estos tatuajes son: cuello, espalda baja, pecho y brazos.

Artísticamente, se trata de un diseño que admite muchas posibilidades. Puedes optar por alguna imagen sencilla o alguna más rebuscada, por tribales o diseños más fantasiosos, etc.

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciana Borgarello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios